Jóse Luis Sampedro - juliettaschool
jueves, 22 de mayo de 2014

"Economía Humanista, algo más que cifras" 

Jóse Luis Sampedro

nos expone en la introducción estas palabras:

"Vivimos la decadencia del sistema, pero la historia no se acaba. Al derrumbamiento del Imperio romano sucedieron otros acontecimientos que iniciaron nuevas estructuras e instituciones. La llamada <<invasión de los bárbaros>> resultó ser una operación quirúrgica que abrió paso a nuevos escenarios. Pienso que lo mismo ocurrirá ahora. Se perciben ya agentes transformadores tanto en la aparición de nuevos protagonistas históricos externos a la cultura occidental, como también en el desarrollo vertiginoso de la ciencia, único aspecto del sistema en continuo progreso, con nuevos descubrimientos y técnicas. No me cabe duda, como afirmé en mi obra El mercado y la globalización, de que otro mundo es seguro, pero no resulta posible predecir las características de una nueva o nuevas organizaciones humanas. La respuesta la dará la historia, que es el nombre dado a la evolución de la humanidad. Como escribió Neruda, <<no es hacia abajo ni hacia atrás la Vida>>.


  En 1947 inicia su etapa docente. El docente de los economistas de ayer que se han visto inmersos en la catastrófica crisis económica de hoy. La gran tristeza de Sampedro debió ser ver cómo España quedaba "defenestrada" sin haber puesto en práctica los principios humanistas.

  José Luís Sampdedro e Iñaki Gabilondo.



  José Luís Sampedro (1917-2013), España. "La sonrisa etrusca", "El amante lesbiano", "La vieja sirena", "La sombra de los días", "Octubre, octubre". Novelista, economista, freethinking.

  Leer ayuda a las personas a ser libres, a pensar por si mismas, a imaginar, a empatizar y resolver conflictos asertivamente. Leer es mucho más que esta mera descripción. El que lee se vuelve mágico, afronta la vida y los retos humanamente y logra la templanza con mayor facilidad porque ha vivido otras vidas, ha sentido lo que el protagonista siente y como el mundo es tu mundo y como tu mundo es tu mente, tu cerebro y tus vivencias. Leer es algo así como el ascenso al crecimiento personal.

   Crecimiento personal y relaciones sociales. La vida no es un postre, tal vez sea un desayuno relevante. No encontraremos paz ni justicia en los slogan de la televisión pobre de hoy sin mentes cultivadas.

   Sí, vivimos la decadencia del sistema y el sistema somos nosotros. Sólo nosotros podemos escoger hacer de nuestros hijos personas más libres y con mejores vidas que las nuestras. Sólo nosotros podemos coger un libro y realizar introspección a partir de la descripción y narración de la vida a partir de sentimiento encontrado de otras vidas.

   Sólo nosotros podremos encontrar aquello para lo ya estamos preparados.  Esto viene a decir que se requiere cierta preparación para buscar cierto tipo de respuestas. Plantearnos dudas, luces y sombras respecto a nuestras necesidades en la vida es una decisión que sólo los hombres podemos tomar, porque los animales no han sido dotados con esta virtud. No leen y por lo tanto no pueden imaginar. Ellos dependen de nuestra capacidad de empatía y humanidad. Sin embargo, aplatanarnos y que sea el sistema el que nos brinde y acomode las formas de pensar y vivir, es lo que está llevando a la decadencia, en este caso a España. Porque no podemos dejar nuestra vida personal, laboral e individual en manos de nadie para la manejen. Simplemente porque no saben cómo hacerlo. Dejamos la responsabilidad en manos de otros y esos otros al vernos echados, sobreviven mejorando sus circunstancias con el peso que les hemos dado, mientras nosotros presumimos una vida ligera y el aprovechamiento también podría ser la respuesta de personas que también se casan, se agotan y que al igual que tú, no tienen las respuestas a tus necesidades.

   ¿La gente está loca? No, la gente está manipulada. Jóse Luís Sampedro. 

   Somos nosotros los que decidimos vivir dentro o fuera de Matrix.

Siempre se puede, cuando se quiere.

Nos educan para ser productores y consumidores, no para ser hombres libres.

   El sistema educativo español necesita de la implicación de la familia y la familia necesita tener vidas laborales donde puedan dedicar tiempo al sistema educativo español.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguimiento